«No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo.»